Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

De casta le viene al galgo.

 

Hola.

Hoy vengo a narrar una de esas historias que de aprendiz te calan hondo y que, hasta hace poco, tenía olvidada no se dónde y que, gracias al recordatorio del amigo Tapicero Cárdenas, he recuperado del arcón de mis orígenes… os pongo en situación anunciándoos una letrada de dudosa digestión, estáis avisados ;)

Haciendo un guiño a la entrada con la que mi amigo Senovilla nos ponía en antecedentes del oficio, voy a provincializar la historia más cercana de la tapicería que, en cierto modo, llega a incumbirme… aunque como me recuerda  mi hermano mayor, lo mío sólo sea fruto de las escurriduras o salpicaduras…

Allá por Febrero de 1987, en mis primeras tomas de contacto con la grapa, se dejaban oír leyendas sobre la fabulosa estirpe de tapiceros que desde siempre habían gozado de buena fama como profesionales cualificados, generaciones que avalaban el buen hacer de los artesanos por estas tierras Mañas.

Desconocedor por completo de que existieran personas que fabricaban los sofases (hasta que me vi quitando grapas), achacaba estas habladurías a un mero recurso para ensalzar un trabajo artesanal que no trascendía en telediarios y sin reconocimiento social alguno, que yo supiera, y eso que por aquel entonces, un buen tapicero era ganador de buenas perras.

Simon LoscertalesBueno, llegados a este punto, es aquí cuando las leyendas constatadas acaban convirtiéndose en mito con nombres y apellidos: Simón Loscertales Bona, 1890-1971. Hijo de un maestro ebanista Zaragozano, Luciano Loscertales, establecido en la última década del siglo XIX. Se formó como profesional bajo las enseñanzas del maestro ebanista del Palacio Real donde adquirió los conocimientos ligados a los diseños curvilíneos heredados de la corte de Versalles.

Aquí el paisano, con veintiocho años ya estaba de vuelta a la capital del Ebro tras haber visitado España entera, Francia, Holanda e Inglaterra empapando oficio por todos sus poros. En poco tiempo ya contaba con sesenta y cinco operarios a su cargo y sucursales de venta esparcidas por Madrid, Barcelona, Sevilla, San Sebastián, Vigo, Oviedo y Pamplona… ahí es nada.

Taller Loscertales

Este pionero del mueble se hizo con renombre entre la clase pudiente por la exquisita calidad de sus productos,  a principios de los sesenta ya había exportado más de 15.000 modelos de mobiliario a nivel internacional y aún seguía repartiendo conocimientos entre sus empleados. Hay testimonios asegurando que seguía ejerciendo la misma pasión por su oficio que de jovenzano y su presencia en las máquinas era notoria aleccionando detalles a sus operarios, de los cuales, el treinta por ciento eran aprendices, siendo formados con fines concretos en cada una de las dieciséis secciones de la fábrica, a saber:

Loscertales 3

  • Ebanistas
  • Tapiceros
  • Tallistas
  • Escultores
  • Broncistas
  • Doradores
  • Rejilleras
  • Repujadores
  • Barnizadores
  • Silleros
  • Marqueteros
  • Terminadores
  • Debitadores
  • Trazadores
  • Maquinistas
  • Dibujantes

La materia prima, como no podía ser de otra forma, era una selección de maderas nobles tales como el Ébano, Palo Santo, Palo Rosa, Roble y Nogal. Para la confección de cada modelo, se dibujaba escrupulosamente el mueble (a tamaño natural) con acuarelas, aportando las referencias técnicas de las matrices de perfiles y tallas necesarias para la fabricación de la pieza. Una vez elegido el modelo, la sección de patronaje y la de maquinistas, daban forma a la elección del cliente.

Loscertales 2

Loscertales 6

Con más de trescientos empleados y una vez que la pieza pasaba por todas y cada una de dichas secciones, el mueble presentaba las ricas incrustaciones de maderas exóticas que enriquecían los colores de las marqueterías Isabelinas. Tallados, dorados y los bronces como aplique, hacían de cada pieza una verdadera obra de arte cada vez más demandada por los más pudientes Norteamericanos, a estas alturas Simón Loscertales ya contaba con prestigio mundial reconocido.

Loscertales 5

Pero no sólo de la Ebanistería más fina vivía el hombre, los tapizados  remarcaban a la perfección los perfiles más significativos de la pieza  preservando las hechuras de la época tal y como se realizaban en la corte de Versalles.  Sirva de muestra esta butaca de estilo Luis XV realizada en madera de nogal y tapizada a base de motivos florales inspirados en el gusto rococó del siglo XVIII.

A día de hoy aún salen a reflote piezas de época en afamadas subastas Norteamericanas, otro ejemplo es el sofá que presento a continuación, del estilo Luis XIV, subastado en Suecia:

La producción de modelos clásicos fabricados en la empresa Zaragozana, continuó hasta el cierre de la misma en el año 1984, extendiéndose durante un lustro la venta de los últimos exponentes de una cuantiosa producción. Su legado se extendió a lo largo y ancho de la Capital Aragonesa, en gran medida, gracias a los especialistas que se establecerían como artesanos independientes.

Fruto de la disgregación profesional a lo largo de su historia, crecieron grandes fábricas, algunas han subsistido hasta hace unos pocos años, empresas que heredaron el buen hacer del trabajo de antaño cuidando la calidad de sus productos y el mimo al cliente. Jacinto Usán (constituida en 1973), Jaime Gutiérrez (1974) o Muebles Bolea (1967), fueron empresas que supieron preservar el espíritu artesano más allá de nuestras fronteras y que, como su predecesor por antonomasia, sucumbieron al inexorable paso del tiempo que acarrea consigo la variación de la moda y el gusto. Los muebles empiezan a seriarse abusivamente prefiriendo la cantidad a la calidad y ya no quedaba tiempo para el amor a la madera, ni que decir tiene que la prosperidad económica del ciudadano (el usuario final) se ha visto mermada significativamente, demandando este tipo de producto…

Es a partir de aquí cuando la historia se convierte en reciente o, por lo menos, conocida para un servidor. Fruto de la disgregación, mi primer jefe y maestro, se forjó como profesional en una de estas empresas (ya finitas) y para quien trabajé los primeros ocho años de mi vida como profesional… recuerdo con cierta nostalgia  esa escrupulosidad profesional contagiada afianzando lo que considero una buena base del oficio. Por mi parte, disgregándome, fui a parar a otra empresa de las antes mencionadas, donde perfeccioné el trabajo de sillería de época durante los primeros años de los últimos dieciocho.

Si me habéis notado sensibilizado con este tema no andáis desencaminados, no en vano, espero conformidad para la restauración de un sofá de Simón Loscertales, creo que sería una forma exquisita y premonitoria de empezar el que espero sea un año lleno de cambios… y todos para bien ;)

Espero que despidáis este año como no se lo merece y que empecéis el Año Nuevo como os merecéis.

Un abrazo y feliz Año Nuevo!!

 

 

1 La mayor parte de los datos aquí consignados son inéditos y proceden de un Archivo particular.
2 Testimonio entresacado de la entrevista a Ricardo Morales (Heraldo de Aragón, 15/12/2002).
3 La información sobre el funcionamiento de la fábrica ya fue detallada por J. F. AVELLANEDA en Revista Fotos (1955), Zaragoza.



15 comentarios :

  1. Magnifico post Tapestry, cargado de sana nostalgia, de emoción y de admiración. Que suerte vas a tener al poder restaurar un autentico "Loscertales", ya ves todo lo que hay detrás de cada una de esas piezas.
    Nos has mostrado que desde luego el paso del tiempo no mejora las cosas necesariamente, todas esas personas que trabajaron en esos talleres debieron de crecer e incluso saldrían lo suficientemente capacitados para abrir sus propios talleres, e incluso me ha recordado a mi relato corto "El reder degolló al dibujante"..., dibujos a escala real y con acuarelas..., hoy en dia tan solo te hace falta un ratón y un buen renderista...., aunque todo sea virtual y aunque ese renderista no halla tenido en su vida un pedazo de madera o de tela en su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Pedro ;)
      Tienes razón, estas obras de arte me tienen encandilado, pensar que puedo llegar a formar parte de un cacho de historia me pone "nerviosilla", jeje...
      Espero que me confíen esa pieza, como bien me comentabas por el face, el post que caerá se hará histórico... aunque sólo sea por las fotos ;)
      Y sacando a relucir tu relato corto, que me descargué, la frase que más me impactó fue aquella del padre que le decía a su hijo, (creo recordar): "si dibujas mal, habrán matado al árbol"... pues en esas estamos, tengo ganas de hacer honores a la estirpe y hacer que haya merecido la pena la tala de ese nogal.
      Como siempre Pedro, tus comentarios dignifican esta página, gracias por tu apoyo y espero verte para la feria del mueble, a ver si le enseñas mundo a esa custom, jeje...
      Un gran abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  2. Nadie mas que tu se merece maquillar la obra de arte como esta.
    Feliz Año 2014 para Ti, y que este lleno de cambios buenos para todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola dana ;)
      Es todo un placer volver a verte por aquí, me uno a tus deseos y te deseo lo mejor para el nuevo año.
      ... y ya me gustaría maquillar esa pieza de colección, de momento aquí me tienes esperando, con los dedos cruzados, a ver si suena la flauta, espero poder enseñaros la restauración no tardando mucho...
      Te devuelvo ese abrazo ;)

      Eliminar
    2. Un gran post lleno de historia,nostalgia y razón.A ver si cae esa pieza¡queremos verlo!Y bueno,este año va a dar de que hablar.Próspero 2014 Tapestry.Un abrazo.
      PD:Por cierto,me voy a dar una vuelta por tu pueblo en breve.

      Eliminar
    3. Hola Óscar.
      Espero que tus palabras sean oídas y el año de que hablar... pero para bien, que bastante jodido está el tema.
      En cuanto a la pieza pronto saldremos de dudas (o eso espero).
      Bueno, para tu paseo por Zaragoza cuenta conmigo, tenemos una cervecita de escándalo para catar cuando salgas del Pilar ;)
      Un abrazote.

      Eliminar
    4. Se me pasaba... perdona la demora, desde Reyes ni me acordaba de que tenía un blog, mil perdones...

      Eliminar
  3. Nos encantan tus post. Siempre aprendemos cosas nuevas contigo!!!
    Te deseamos que tengas una feliz noche de reyes y feliz año 2014.
    Un beso
    Lila's Girls

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lila's Girls ;)
      Me encanta que os encanten mis post, jeje... me alegro que se saque algo en limpio después de tanta parrafada.
      Y aunque tarde (y ruego vuestros perdones por tardar tantismo en contestaros), los reyes se han portado muy bien... se han debido equivocar otra vez, jeje...
      Otro beso para vosotras, Tapestry.

      Eliminar
  4. Preciosa entrada, y creo que tapizando una pieza de semejante categoría entras en 2014 con buen pie, seguro que va a ser un gran año, te deseo toda la suerte .

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mamen, me alegra que te haya gustado la entrada... he tenido que tirar de apuntes para soltar tamaña lección de historia, que conste ;)
      Ojalá caiga en mis manos el sofá, aunque todavía no lo he visto, estoy el primero en la lista de espera... a cruzar los dedos...
      Aún así, llevo entre manos media docena de sillas que claman al cielo, si acabo bien de tiempo el sábado, otra entrada de época ;)
      Gracias por tus deseos para conmigo y que extiendo para ti, ojalá hayas empezado como te mereces.
      Un abrazo Mamen.

      Eliminar
  5. Hola
    ¿Tienes alguna foto de la fábrica Loscertales de Madrid? No sé si las que incluyes son de la de Madrid. Recuerdo el exterior porque viví allí durante mi infancias.
    Gracias, Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier.
      Siento decirte que todas las fotos que he conseguido son las que has visto en el post, en su día, se puso en contacto conmigo un nieto de Loscertales que se prestó a facilitarme la información gráfica que creyera conveniente, si cruzo alguna palabra con él le pido alguna de tu parte ;)
      Gracias por tu visita y tu tiempo.
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar
  6. Te falto nombrar a la fabrica de Jose Moliner Artal donde se hacia mueble clasico de alta calidad y autenticas replicas de muebles como luis XV y otros estilos historicos .Yo trabaje como trazador durante anos en Moliner muchos oficiales de Los Certales trabajaron despues para Moliner .tambien te puedo decir que la calidad de Moliner no tenia que envidiar a Los Certales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.
      Ahora que la nombras sí que sabía de su existencia por las historias de algún que otro tapicero de esos con los que uno se cruza en el devenir de la vida laboral.
      Por desconocimiento por mi parte, no sé detalladamente del trabajo que se llevaba a cabo en dicha empresa y que fuera asilo del personal de Loscertales.
      He conocido trabajadores que todavía siguen en activo de dichas empresas, por cercanía de distritos, ya que no he salido de la margen izquierda para trabajar en casi los treinta años que llevo de oficio.
      Creo adivinar que podrías aportar sapiencia que no he acertado a publicar y que engrosaría un poco más la historia que narro en esta entrada, enriqueciendo y complementando nuestra trayectoria profesional como se merece.
      Cualquier aporte que pudieras ofrecer sería más que bienvenido, así como cualquier documento al respecto que tuvieras en tu haber y quisieras compartir.
      Te propongo que, si fuera el caso, me mandaras vía correo lo que estimaras conveniente para yo publicarlo editando esta entrada, sería todo un honor poder añadir tu experiencia y vivencia profesional en esta página...
      Sin más, recibe un cordial saludo y la invitación para hacer grande esta entrada ;)
      Muchas gracias por tu visita y tus apuntes merecidos.
      Tapestry.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**