Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

Tapizando en Photoshop.

 

Hola.

Hoy quiero hacer gala de lo mucho que nos hemos modernizado los tapiceros, sabemos encender ordenadores y hasta escribir correos electrónicos o “emilios”. Los más aventajados, dejando atrás el copy-paste más habitual, han llegado a trastear con el photoshop hasta límites cuasi profesionales.

Así pues, el caso que sus traigo hoy, no deja de ser un simple tutorial de esta poderosa y laboriosa herramienta de ilustración combinada con nuestro oficio. 

Partiendo de la base explicada en esta entrada y presuponiendo que tienes el programa oficial instalado (…), elegiremos una plantilla que puedes descargarte de un esqueletero oficial o, si tienes las bibliotecas de pinceles oportunas, eliges el Paintbrush silla y abrimos un archivo nuevo: barra de herramientas/archivo/abrir

fondo

Obtenemos lo que servirá de fondo sobre el que ir añadiendo distintas  capas de relleno y texturas diversas: …capa/nueva capa de relleno/motivo/gomaespuma

capa1

Aunque os parezca mentira, ese polvo (que os aseguro era pringoso y pegajoso) es el resultado del inexorable paso del tiempo pudriendo la primera capa de relleno, a estas alturas, la goma alcanza la densidad KK debiendo imaginaros la calidad primaria… y duplicamos capa de relleno:

capa3

Ahora añadiremos una capa de textura o un paintbrush predefinido de efecto tejido, en este caso se eligió la textura ciertopelo en tono grisáceo:

capa2

En este momento del documento, volvemos a aplicar otra textura al gusto o bien tiramos de otro efecto de tejido. Elegimos pinceladas floreadas para esta nueva capa de ajuste, escogiendo tono desde la paleta de colores:

capa4

Acto seguido y con carencia estomacal, creamos una nueva capa de relleno con la opacidad al 50% y de dudoso grosor con este resultado:

capa5

Ya sólo queda agrupar capas, no antes de duplicar ésta última con un efecto espigadilla en tono verde bajo un filtro de bosquejo, dándole un acabado pobre y vergonzante:

última capa

Para terminar, os dejo unas fotos de lo que era y de lo que debería haber sido desde un principio… después de aplicar borrador a miles de grapas y tirado a la papelera de reciclaje deshechos para dar y regalar:

Bueno, después de visto lo visto, ya me contaréis… pero a mí sólo me cabe pensar que éste ha sido el resultado de la incursión de algún tapicero desaprensivo en el mundo de la ilustración… o un ilustrador frustrado tapizando, a saber…

Un saludo.



6 comentarios :

  1. Sabes este caso es más habitual de lo que uno pueda pensar.No puede ser que la pobre haya tenido tanta mala suerte como para cruzarse con 3 chapuzillas de ese calibre.O sí.Pero muchas veces esto ocurre porque se lo ha tapizado el cliente.O el tapicero de la "forgoneta".Pero me cuesta creer que esas sillas han pasado por un taller de tapicería.
    Aún así,un marrón muy bien fumao.Espero que no tengas imán para ellos amigo.Buen trabajo.
    Un enfoque original para este post-denuncia de ese mal trabajador al que tú llamas tapicero del photoshop.
    Un abrazo Tapestry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Óscar.
      Me consta de que no ha sido nadie de casa el que ha pertrechado la fechoría... o ninguna de ellas, son obra de los atracadores de la grapa que, como dices, los hay más de lo que debieran y con éstas, se cebaron de lo lindo.
      La verdad es que me dieron guerra y espero que las divinidades te oigan ahuyentando de mí faenas de esta guisa... pero si alguien tiene que hacer el trabajo sucio (aunque sea)...
      Me alegra saber que te ha gustado la entrada, lo celebro, amigo ;)
      Otro abrazo para tí Óscar.

      Eliminar
  2. Genial como siempre... me encanta la manera de enfocar un asuntotan serio con tanta gracia que hasta al menos interesado le llame la atención... En cuanto a la silla parece que pasó de mano en mano hasta dar con las correctas... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yamira.
      Celebro que te guste el enfoque aunque el asunto se las traiga, como bien dices, no es para risa semejante despropósito.
      Y tengo que decirte que no fue una sino seis las pertrechadas que, a la hora de desclavar, parecieron dieciocho :(
      Bueno Yamira, como siempre, gracias por perder un poco de tiempo por aquí ;)
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar
  3. Ja,ja,ja,...me troncho, la capa de "ciertopelo" me ha tocado la chuleta de la risa. El caso es que los profesionales o aficionados que sumaron capas, no disfrutaron de llegar hasta el tuétano del asunto, por que yo sin ser para nada profesional, lo que realmente encuentro interesante (apesar de los sudores que acarrea) es ver como coño están hechas las cosas, y si por el camino encuentro una solución mejor la satisfacción es doble. Creo que nadie es infalible pero que en INTENTAR hacerlo lo mejor posible redide tanto la dificultad como la satisfacción.
    Vaya rollo el de hoy, pero es que me revientan los caminos cortos cuando está claro que el largo da mejores resultado.
    Tapestry derrochas creatividad en tus exposiciones.

    un abrazo.

    Mamen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje... ya perdonarás la tronchedura, espero que sea reversible ;)
      Tenemos el mismo puntillo de vista, en cada trabajo necesito ver las tripas y si son susceptibles de mejora... pues eso, a buscar la satisfacción personal que comentas que es lo que nos hace crecer, en cualquier ámbito.
      Reafirmo tus palabras pero esos que no llegaron, ni lo intentaron, se lucrarían echando por tierra el oficio y si leen esto, seguro que corren la misma suerte que tú y se tronchan, los muy...
      Todo esto demuestra que nos gusta complicarnos la vida pero en cada trabajo del que sentirse orgulloso, queda nuestra impronta y se nota.
      Que si lo tuyo dices que era rollo...
      Muchas gracias Mamen, espero que no te canses de soltarme párrafos de esta guisa ;)
      Un fuerte abrazo, Tapestry.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**